CONAF dictó taller para prevenir incendios forestales en sector Las Palmas de Olmué

Profesionales de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) dictaron el taller “Prevención de incendios forestales en áreas silvestres protegidas y sectores aledaños”, en la sede vecinal de la comunidad Las Palmas del Niños Dios, en Olmué, aproximadamente a 10 kilómetros del Parque Nacional La Campana.

A través de esta instancia, la institución capacitó a los habitantes del sector en torno a cómo mitigar la ocurrencia y propagación de las emergencias forestales, especialmente ad portas del periodo de mayor probabilidad de incidencia.

El curso consideró, primero, una exposición respecto a los objetos de conservación y  amenazas del Parque Nacional La Campana, entre ellas los incendios forestales, y segundo, la entrega de estrategias para generar espacios comunitarios seguros ante posibles siniestros.

Según explicó el director regional de la institución forestal, Pablo Mira, la actividad apuntó a incentivar la prevención entre los vecinos, ya que “se acerca el verano y tienen que hacer todo lo que evite la propagación o el inicio de algún fuego. Además, la ley nos obliga y es prioridad para nosotros resguardar las áreas silvestres protegidas, porque en ellas está la riqueza biológica de flora y fauna del país, entonces debemos tener mucho cuidado para que no se vayan a quemar”.

Asimismo, resaltó, entre los puntos tratados, el “no uso del fuego en condiciones climáticas adversas, el famoso 30-30-30”, y que “las quemas (de desechos agrícolas o forestales) tienen que ser controladas, avisadas y supervisadas por CONAF”.

Para el presidente del club de huasos “Los Criollos de Las Palmas”, Freddy Pastén, el principal riesgo en el sector “es la población flotante que viene por un día o dos a hacer un asado. Como vecinos, como gente del lugar, como dirigentes, siempre nos detenemos, preguntamos qué es lo que está haciendo, si está haciendo fuego, no lo puede hacer en este lugar y se tiene que retirar. O si está en un lugar adecuado, que tenga cuidado con el fuego, que lo tape, que no lo deje al descubierto por el tema del viento”.

Agregó que “gran parte de la protección del parque, que esté como está, se debe mucho a la gente comunera y a la comunidad de Las Palmas. Se entiende que si hay incendio, los primeros perjudicados vamos a ser nosotros”.

Por su parte, el vecino de la comunidad Las Palmas del Niño Dios, Christian Cerutti  valoró la charla y “que se tomen estos temas en conjunto, o sea la relación del parque, la interdependencia que tenemos con los entornos y los incendios. La comunidad se organiza, sabe cómo atacar los incendios, pese a que no hay un plan, existe una cierta consciencia en el tema de ir dejando de lado las quemas, se ha realizado limpieza de las quebradas, de los basurales, se ha trabajado el tema de los residuos para que no se acumulen”.

Recalcó que es importante que “miremos el territorio y veamos dónde están las fuentes de agua, dónde están los espacios de mayor riesgo, cuáles son las vías de acceso y escape; esa planificación nosotros no la hemos hecho, y como comunidad no hay una prioridad en hacerla. Y ahí es interesante cuando viene alguien que nos ayuda”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *