Diputado Marcelo Díaz llama a tener más claridad sobre la proyección del borde costero de Valparaíso

A que Valparaíso se planifique urbanísticamente con la participación de todos los porteños y a definir con claridad qué se desea proyectar en el borde costero, es el planteamiento del diputado socialista Marcelo Díaz ante las últimas informaciones abordadas por los medios de prensa, en relación con la propuesta de desarrollo turístico-cultural que presentó hace una semana el Presidente Sebastián Piñera en el muelle Barón, y la recomendación favorable del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) al proyecto de ampliación portuaria del Terminal 2.

“Me parece que no está claro con lo que se quiere proponer en el bordemar. Primero aparecen voces que exigen una vocación portuaria y después surgen otras que estiman que debe ser turística. Desde mi punto de vista lo que no puede pasar es que la iniciativa presidencial de Barón se presente como una monedita de cambio por el T2. En ese tema debemos ser muy cuidadosos, puesto que estamos proyectando al Valparaíso de los próximos años”, expresó el parlamentario.

Sostuvo que “esta ciudad, en el pasado, no tuvo inconvenientes respecto de su identidad: el Puerto era su émbolo central, sin discusión. Pero hoy a Valparaíso la mueven otras cosas, como el turismo, el patrimonio, la cultura, los servicios, la gastronomía, las universidades. Entonces es clave que las autoridades comunales y de Gobierno tengan claridad de la gestión que se quiere hacer en una comuna que tiene un gran potencial”.

En ese sentido el diputado destacó la reunión que sostuvo el alcalde Jorge Sharp con el presidente del directorio de Metro Valparaíso (Merval), Francisco Bartolucci, y el gerente general de la empresa, José Miguel Obando, para abordar un posible soterramiento de esta red de transporte en el centro de la ciudad.

“Si el metro deja de pasar por el borde costero, se presentaría una gran oportunidad para que los porteños tengan acceso al mar. Entonces el proyecto del muelle Barón sería el epicentro de una gran proyección turística en esa zona; y es cuando surge la pregunta: ¿y qué hacemos con el T2?”, afirmó el diputado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *