Diputado Marcelo Díaz  y alza de precio del combustible: “Vamos a enfrentarnos a una crisis en la canasta familiar”

El diputado socialista Marcelo Díaz ve con preocupación la sostenida alza del precio de los combustibles en el país, considerando que este incremento no solo perjudica a las personas que se movilizan en sus vehículos particulares sino que también a las familias que diariamente deben gastar en movilización, alimentación y acceso a la energía domiciliaria, “puesto que las empresas relacionadas con el consumo diario, al verse presionadas por este aumento en el valor de la bencina, del petróleo, no tienen más alternativa que subir el precio de sus productos, ocasionando, en suma, un serio daño a la economía casera”, afirmó.

Agregó que “llevamos siete semanas continuadas de alza en el valor del combustible, por lo que desde luego que vamos a enfrentarnos a una especulación de precios, con supermercados subiendo el importe de las frutas y verduras, de las carnes, de los abarrotes. El principal medio de transporte en Chile son los camiones, estos son los vehículos que cargan los productos que terminan en los mercados. Obviamente que de continuar esta alza, los valores de productos de primera necesidad se dispararán”.

Ante esta situación, el parlamentario llamó al Gobierno a evaluar el mecanismo de subsidio que se aplica en el país para que el precio del petróleo no “continúe remeciendo la canasta familiar de todos los chilenos”.

VARIACIONES SEMANALES

Cabe notar que en Chile se estableció un límite a las variaciones semanales en el precio de los combustibles, llamado MEPCO, y que considera el valor de las gasolinas 93 y 97, del diésel, del Gas Licuado del Petróleo de consumo vehicular (GLP) y del Gas Natural Comprimido de consumo vehicular (GNC).

En ese sentido Díaz recordó que la semana pasada el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, cuando se informó de la sexta alza consecutiva del valor del combustible, llamó a la calma a los chilenos, afirmando “hemos tenido una caída en el tipo de cambio que se va a reflejar en las semanas que vienen, si no pasa algo complicado en el mercado del petróleo, se va a ver reflejado probablemente en menores precios».

“Sin embargo –manifestó el diputado del Distrito 7– siete días después de esas declaraciones, volvemos a tener un incremento en el valor las bencinas”.

Ayer la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) anunció una nueva alza en sus combustibles—la séptima consecutiva—que se hizo efectiva esta mañana.

Este incremento vuelve a poner en el tapete, en la agenda nacional, la ley 18.502, que fue creada en 1986 con el fin de establecer un impuesto específico a los combustibles, el que se aplica al consumo de gasolinas automotrices, petróleo diésel, gas licuado de petróleo de consumo vehicular y gas natural comprimido de consumo vehicular.

“El objetivo de esta norma fue aplicar dichos tributos para financiar la reconstrucción de caminos y carreteras producto del terremoto de 1985. De eso ya ha pasado muchísimo tiempo, por lo que, a lo menos, debiéramos revisar nuevamente esta normativa, creada en Dictadura, y definir otros parámetros, más adecuados a los tiempos de hoy, a la realidad que en la actualidad la sociedad chilena, para el cálculo en el valor de los combustibles”, propuso Marcelo Díaz.

Según ENAP, la gasolina de 93 octanos subirá 5,7 pesos por litro, llegando a los $789,5 como referencia.

En tanto, la de 97 octanos tendrá un alza de 5,8 pesos por litro, alcanzando los $802,9.

Por otro lado, el diésel también subirá 5,8 pesos por litro, llegando a los $576,7.  La parafina (kerosene) tendrá un drástico aumento de 16,3 pesos por litro, alcanzando los $566,9.

Si no hubiera operado esta semana el Mecanismo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Mepco), el precio de las bencinas podría haber subido más de $20 por litro a partir de hoy.

De acuerdo a una minuta del Ministerio de Hacienda, de no ser por el Mepco el costo de la gasolina 93 hubiese subido $19,9 por litro y la gasolina 97 en $22 por litro. La mayor contención se generó en el diésel, que podría haber escalado hasta $33,9 por litro.
Gracias al mecanismo, en la previa de Fiestas Patrias el combustible de 93 octanos registrará un alza de $5,7, el de 97 octanos mostrará un ascenso de $5,8, mientras el diésel tendrá un incremento de $5,7 por litro, de acuerdo al informe que divulgó ayer Enap.
El sistema Mepco establece un límite a las variaciones semanales en el precio de los combustibles de 0,12 UTM/m {+3} ($5,8 por litro), lo cual aplica para las gasolinas 93 y 97, el diésel, el Gas Licuado del Petróleo de consumo vehicular (GLP) y el Gas Natural Comprimido de consumo vehicular (GNC).

Opera como un subsidio, modificando el componente variable del impuesto específico a los combustibles. Si el alza proyectada para un combustible es mayor a 0,12 UTM/m {+3} ($5,8 por litro), se establecería un componente variable negativo, de manera de reducir el impuesto específico total y hacer que el precio no suba más de 0,12 UTM/m {+3} . Por otro lado, si se proyecta una caída mayor a 0,12 UTM/m {+3} , se establecería un componente variable positivo.

Ante el alza de más de US$ 10 en el barril de petróleo en lo que va del año y el incremento en torno a $80 en el tipo de cambio en 2018, desde la cartera de Hacienda destacan que el Mepco «ha operado correctamente para evitar alzas abruptas en el precio de los combustibles».

De esta manera, en lo que va de este año el precio de la gasolina 93 ha sido subsidiado durante 19 semanas por el mecanismo de estabilización, el costo de la gasolina 97 ha sido contenido durante 16 semanas y el precio del diésel durante 19 semanas.
19 semanasEn ese período de 2018 los precios de la bencina de 93 y del diésel han sido subsidiados.

La ley 18.502 de 1986 estableció un impuesto específico a combustibles el cual se aplica al consumo de gasolinas automotrices, petróleo diésel, gas licuado de petróleo de consumo vehicular y gas natural comprimido de consumo vehicular. El objetivo de esta norma fue aplicar dichos tributos para financiar la reconstrucción de caminos y carreteras producto del terremoto de 1985.

Desde su establecimiento, se ha mantenido la aplicación de este impuesto específico, respecto del cual se han introducido algunas modificaciones legales, como la ley 20.493 de 2011 que permitió establecer un Sistema de Protección al Contribuyente (SIPCO) ante variaciones de precios en los combustibles, estableciendo una separación de este impuesto en un componente fijo y otro variable, de tal forma de mitigar los efectos de alzas de precios que afectan al consumidor final.

Por otra parte, además del impuesto específico a los combustibles, estos se afectan también con el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *