ENAP sortea con éxito el tercer trimestre, desmarcándose de la crisis mundial que enfrentan las petroleras, logrando utilidades por US$ 2,4 millones

Aunque la situación global sigue siendo muy compleja, con una demanda de combustible y márgenes de refinación en mínimos históricos, en medio de un proceso de reactivación amenazado por una segunda ola de contagios por Covid-19 en el mundo, ENAP logró cerrar el tercer trimestre con resultados US$ 16 millones mejores que los del mismo periodo de 2019, cuando las condiciones globales y locales eran considerablemente más favorables que las actuales.

La compañía informó que cerró el trimestre con una utilidad después de impuestos de US$ 2,4 millones, con lo cual logró desmarcarse de las severas pérdidas registradas por la industria petrolera a nivel global. Durante el primer semestre, los gigantes como Shell, Chevron e YPF, registraron pérdidas millonarias por US$ 16.437 millones, US$ 8.270 millones y US$ 1.215 millones, respectivamente. Asimismo, han adelantado que sus resultados el tercer trimestre también seguirán golpeados fuertemente por la pandemia.

El gerente general de ENAP, Andrés Roccatagliata, destacó que “los esfuerzos realizados en todos los ámbitos de gestión de la compañía, permitieron tener un tercer trimestre positivo, logrando eficiencias e incrementos de productividad por US$ 213 millones, esto en un escenario extremadamente difícil. Tenemos que seguir trabajando muy duro, pero estamos convencidos que el año terminará con resultados muy distintos a los US$ 500 millones de pérdidas previstos para ENAP por el mercado”.

Para lograr estos resultados, la compañía señaló que «ha aplicado una serie de medidas que incluyen: una reducción del plan de inversiones por más de US$ 200 millones, renegociación de costos de contratos, ajustes en la estrategia de compra de crudo, refinanciamiento anticipado y en condiciones favorables de los vencimientos del 2020 por US$ 620 millones, una  baja voluntaria de bonos y beneficios de un gran porcentaje de nuestros trabajadores y ejecutivos, sin descuidar la salud de todos los que trabajamos en ENAP, asegurando el abastecimiento del país y continuando con el plan estratégico diseñado para los próximos años».

El ejecutivo agregó que “los logros alcanzados por ENAP en este inédito periodo de crisis demuestran que las empresas públicas no solo pueden cumplir con su sentido estratégico, sino incorporar criterios de eficiencia y uso adecuado de los recursos que les permitan no ser una carga para el Estado, menos en periodos de estrechez financiera como la que vive el país y el mundo. Hemos enfrentado la crisis como corresponde a una empresa responsable, eliminado asesorías, viajes, viáticos, bonos; y también haciendo los cambios estratégicos indicados. Pero el trabajo no está terminado, debemos seguir haciendo nuestros mejores esfuerzos, de modo de instaurar en ENAP una cultura de mejora continua”.

El gerente general de ENAP advierte, eso sí, que el escenario sigue siendo muy delicado: “Es un resultado frágil, que hay que cuidar y extremar medidas para que se mantenga. El desafío que tenemos ahora es mantener el timón firme el último trimestre del año, de manera de iniciar el 2021 de la mejor forma posible”.

Roccatagliata también destacó que “en medio de esta crisis inauguramos un parque eólico en Magallanes, que proveerá el 15% de la energía eléctrica de la región, aumentando con esto a 18% la participación de las energías renovables en la matriz energética de la región. En paralelo, estamos participando de un proyecto que le permitirá a Chile ser pionero en la producción de hidrogeno verde, pusimos en marcha un piloto para reconvertir nuestra flota de camiones de diésel a GNL y además participaremos decididamente en la descarbonización del país, por lo que esperamos iniciar la reconversión de nuestra cogeneradora de Bío Bío de petcoke a gas natural en los próximos 24 meses”.

Para finalizar, Roccatagliata agradeció el permanente apoyo del directorio y el extraordinario trabajo realizado por las trabajadoras y trabajadores de ENAP, que han permitido que el país cuente con el abastecimiento de combustibles que necesita, incluyendo la golpeada zona de Magallanes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *