Escolares conocieron las operaciones en la bahía de Quintero

En el marco del Programa “Desafío Emprendedor”, que ENAP desarrolla en el colegio Alonso de Quintero, un grupo de estudiantes tuvo la oportunidad de recorrer la bahía en botes de los pescadores artesanales que son parte del programa Bomberos del Mar, iniciativa de relacionamiento comunitario de la empresa.

Acompañados de personal de ENAP y los pescadores, la delegación conoció el más importante terminal petrolero del país, que cumple un papel fundamental en las operaciones de la empresa. Asimismo, pudo observar la monoboya, a través de la cual se descarga la totalidad del crudo que es adquirido en diferentes mercados del mundo y que se procesa en Refinería Aconcagua, además de otros puntos del terminal.

Rodolfo Bickell, jefe de la División Comunidades, señaló que «esta actividad tuvo como propósito que los estudiantes conozcan cómo funciona el Terminal de ENAP y, al mismo tiempo, recorran la bahía en los botes de los pescadores artesanales que son parte del programa Bomberos del Mar. De esta manera, unimos dos iniciativas que nuestra empresa lleva a cabo en Quintero. Ha sido una experiencia que nos ha dejado muy contentos”.

En tanto, Rodolfo Navarro, coordinador de la División Comunidades de Refinería Aconcagua, sostuvo que “valoramos el entusiasmo con que han participado los jóvenes en Desafío Emprendedor, donde hicimos un cambio este año al incorporar temáticas que afectan a la comuna, como son el tratamiento de residuos y reciclaje domiciliarios, la formación y educación ambiental en los jóvenes, la comunicación ambiental y la problemática de la sequía”.

Por su parte, Carmen Alarcón, jefa de la Unidad Técnico-Pedagógica (UTP) de Educación Media del Colegio Alonso Quintero, destacó la iniciativa. “El hecho de conocer las instalaciones de ENAP y su funcionamiento naturalmente ha sido una experiencia nueva para mí que soy profesora. Los chiquillos han quedado súper contentos. He aprendido un montón de cosas relacionadas con la empresa”.

En el mismo sentido, los alumnos elogiaron la actividad. Constanza Palma, destacó que “hemos conocido harto, hemos aprendido sobre los barcos, cómo se organizan. Damos gracias a ENAP por hacer posible esta experiencia, que no todos la tienen”.

Bickell agrega que “en el acercamiento que tiene ENAP con Quintero, es particularmente motivante que sean los jóvenes quienes lo conozcan. La idea es que, a través de la innovación y el emprendimiento, que son las materias que nosotros les estamos reforzando en el Programa Desafío Emprendedor, ellos también se acerquen a la industria y vayan conociendo cómo nuestra empresa trabaja desde su comuna y desde allí hacia la Refinería en Concón, para llevar el combustible que mueve a Chile”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *