Hospital Van Buren realiza primera radiocirugía en la región

Un gran avance para el tratamiento de tumores cerebrales, entre otras aplicaciones, está llevando a cabo el Hospital Carlos Van Buren, con la realización de la primera radiocirugía a una mujer que padece metástasis cerebral.

El tratamiento ahora es posible en el tradicional centro asistencial porteño gracias a la disponibilidad de un acelerador lineal, equipo de última generación en Latinoamérica, denominado Elekta Versa de origen sueco, en ese sentido, el Hospital Carlos Van Buren es uno de los primeros en el sistema público.

El moderno equipamiento permite aplicar tratamientos más precisos en diversas aplicaciones de la neurocirugía.

El Subdirector de Gestión Asistencial (s) del Hospital Carlos Van Buren, Dr. Rodrigo Riveros, explicó que “para nosotros, como hospital y equipo directivo, es sumamente importante ya que, en primer lugar, estamos viendo una significativa inversión en equipamiento para nuestro centro que, hoy día, le estamos dando un uso que va orientado, por un lado, a todos los lineamientos del Plan Nacional del Cáncer, tratando a una paciente portadora de esta enfermedad, pero además, viene a complementar las técnicas actualmente disponibles como centro macro regional de neurocirugía”.

El médico especificó que “esta técnica nos permite tratar a pacientes que antes no podíamos o que derechamente teníamos que derivar de nuestro sistema o se les ofrecía técnicas alternativas más invasivas”.

Elekta Versa

El Jefe del Servicio de Oncología del recinto porteño, doctor José Solís, detalló que el nuevo equipamiento es un acelerador lineal “de última generación, el más moderno de Latinoamérica, es un Elekta Versa, el cual, aparte de hacer la radioterapia convencional, puede hacer otros tipos de técnicas como Vmat y radiocirugía, es un equipo muy versátil que puede hacer muchos tipos de procesos, muy bueno para el sistema de salud público chileno”.

En la misma línea, el jefe de oncólogía agregó que “es una alternativa muy buena para el paciente porque la radiocirugía significa que uno da una muy alta cantidad de dosis a puntos muy específicos, entonces, algunas veces puede reemplazar la cirugía, en este tipo de pacientes, como los que tienen ramificaciones en el cerebro o metástasis encefálicas, podría reemplazar hacer una cirugía en el cerebro, con todo lo que eso conlleva como pabellón, días de UCI y entre otras cosas”.

Por su parte, el Jefe (s) del Servicio de Neurocirugía, destacó la importancia del equipo para el hospital porque “nos abre la puerta a una alternativa terapéutica que, hasta el momento, no teníamos para patología neuroquirúrgica, tanto oncológica como vascular y eventualmente, incluso, en otras aplicaciones de la neurocirugía”.

Asimismo, el neurocirujano indicó que “la radiocirugía puede aportar mucho en el manejo de tumores que son de difícil acceso quirúrgico, quizás tumores no muy grandes pero cercas de estructuras muy sensibles o profundas donde nosotros, con técnicas quirúrgicas convencionales, a veces nos exponemos mucho a lesionar al paciente, esto nos da una alternativa de manejo con  menor morbilidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *