Niños de la Escuela Intrahospitalaria CANEC se graduaron en esta Navidad

Una Navidad diferente vivieron los pacientes hospitalizados que estudian en la Escuela Intrahospitalaria CANEC en el Hospital Dr. Gustavo Fricke del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, ya que recibieron su graduación académica con la compañía de sus familias, docentes y autoridades.

Se trata de niños y niñas desde pre-kinder hasta primero medio que por sus patologías complejas y de larga estadía, no pueden asistir normalmente a un colegio, por lo que para ellos la Escuela Intrahospitalaria CANEC representa una oportunidad de seguir estudiando y validar su derecho a la educación.

Los alumnos pueden recibir sus clases en 3 posibles modalidades: La primera es la Escuela Multigrado, donde en una misma sala niños y niñas de diferente grado estudian con la guía de un profesional unidocente. La segunda modalidad es que un profesor se acerca a la sala donde está hospitalizado el paciente pediátrico y hace clases personalizadas. Y la tercera modalidad es la educación domiciliaria, donde un docente concurre a dar clases hasta la casa del paciente, quien por su situación de salud, sea por postramiento o movilidad muy reducida, no puede acudir ni a un colegio, ni al hospital.

En total, CANEC entregó durante el último año 2.500 atenciones tanto en el Hospital Dr. Gustavo Fricke como el Hospital Carlos Van Buren. De ese total, 1.500 fueron entregadas en el centro asistencial de Viña del Mar.

Junto con celebrar la navidad, 28 estudiantes recibieron sus diplomas académicos, y 3 de ellos su licenciatura de Educación Básica. Cada señalar que los programas educativos de CANEC están reconocidos por el Ministerio de Educación.

Al respecto, Darinka Álvarez, Coordinadora Académica, Escuela Intrahospitalaria CANEC, Hospital Dr. Gustavo Fricke, expresó que:  “estamos muy contentos porque estamos cerrando nuestro año académico 2018, estamos celebrando junto a la Navidad el egreso de 3 alumnos de octavo básico, y tenemos pacientes desde pre-kinder hasta primero medio, que hoy al finalizar su año, logran concretar su derecho a la educación independiente de su situación de salud”.

La docente agregó que “cuando un niño padece una enfermedad deja de asistir a la escuela y las Escuelas Intrahospitalarias CANEC podemos apoyarlos de tres maneras: la primera de ellas es atenderlas en sala cama, este año atendimos a 2.500 pacientes en esta modalidad; la segunda manera, es un aula multigrado donde asisten niños con patologías graves, como cáncer o enfermedades renales que no pueden asistir durante todo un año al colegio y aquí cursan como si fuera su única escuela; y la tercera modalidad, es la atención domiciliaria, donde a los pacientes que están postrados y no pueden venir al hospital ni ir a una Escuela, vamos a su casa y le hacemos clases para que también puedan acceder a su derecho a la educación”.

Una de las felices madres con esta premiación es Mónica Delgado, madre de Facundo Fuentes, paciente de la Unidad de Oncología Infantil quien destacó el aporte de CANEC a la educación de su hijo. “Mi hijo está diagnosticado con Leucemia, y la Escuela le ha ayudado mucho, él está cursando pre-kinder y por su enfermedad ha pasado la mayor parte del año en el Hospital, entonces ha tenido sus clases tanto en su sala de hospitalización como acá en la escuelita, y ha aprendido muchas cosas, para los pocas clases que puede recibir porque a veces su estado de ánimo no es bueno, ha aprendido a sumar, restar y a escribir su nombre. Y eso para mí, es bueno, es lindo, porque así no ha perdido su año escolar. Estoy muy agradecida de CANEC y del Hospital Fricke”.

Otra de las mamás que no ocultó su alegría con la graduación de los niños es Pamela Silva, madre de Francisca Bernal, quien expresó su satisfacción con los aprendizajes de su hija. “Mi hija lleva 5 años acá, ha aprendido mucho, y ha tenido una buena experiencia, porque en los otros colegios en los que estuvo antes le hacían bullying, sufría mucho, en cambio acá desde que llegó la han tratado muy bien, todos los niños se sienten acogidos, y a mi hija le gusta porque la tratan con mucho cariño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *