Privados de libertad se capacitan en energías renovables en Valparaíso

Esperanzados en dejar atrás el mundo que los llevó a ser condenados por un delito, un grupo de internos del Complejo Penitenciario de Valparaíso participaron en el curso de instalación y mantención de paneles solares, cuya certificación se efectuó en los talleres laborales del establecimiento penitenciario.

Esta nueva herramienta laboral fue agradecida por los ocho alumnos, quienes reconocieron en este taller una real opción de insertarse en el mundo laboral una vez que recobren la libertad. Este es el caso de Carlos Olivo, habitante del módulo 114, quien anteriormente había realizado cursos de: chocolatería, cocina internacional y soldadura, entre otros. “El curso me sirvió harto para capacitarme para el medio libre, a nosotros nos sirve harto. (Es) una nueva herramienta para la reinserción social de nosotros. Para trabajar  de forma independiente igual nos sirve, además que nos están dando las herramientas para poder ejercer cuando estemos libres”.

Durante la ceremonia los reclusos estuvieron acompañados por sus familiares, cuyo apoyo fue destacado por el director regional (s) de Gendarmería, comandante Walter Muñoz. “La familia es uno de los pilares importantes para todas las personas, sean hombres o mujeres, que están dentro de este sistema; considerando que es un periodo difícil, no tan solo para la persona que está acá adentro, sino que también para la familia”, dijo el directivo.

Además del respaldo de la familia, la disposición del privado de libertad es básica para el éxito de estas iniciativas. En esta ocasión los alumnos mostraron un compromiso absoluto en cada una de las clases, así lo afirmó Marcelo Sandoval, profesor encargado del curso. “Tengo una trayectoria de más de 40 años en la docencia, pero estos alumnos me entregaron la satisfacción de ser los más aplicados en los que he tenido en mi vida profesional. En cuanto a su asistencia y actitud de respeto lo encontré impecable”, dijo el encargado.

Por su parte la seremi de Justicia y Derechos Humanos, Amaia Arraztoa Larrondo, se manifestó “muy contenta de la entrega de estos certificados de instalación y mantenimiento de paneles solares. Esto es muy importante, pues de esta manera estamos trabajando en la reinserción social. Esta es una de las verdaderas soluciones de fondo de la delincuencia, así que seguiremos trabajando, entregando herramientas a los centros penitenciarios para, de esta manera, reducir la tasa de delincuencia y la victimización”.

El curso, financiado por medio de franquicia tributaria Sence fue impartido por el Organismo Técnico de Capacitación (OTEC) Adalid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *